La Posada del León de Oro, totalmente reformada, abre sus puertas de nuevo en 2010 reconvertida en un hotel singular y diseño único. Sus 17 habitaciones, todas ellas diferentes, te harán sentir nuevas emociones y vivir experiencias inolvidables. Ubicado en el corazón de Madrid a escasos metros de la Plaza Mayor, Puerta del Sol, Palacio Real y Triángulo del Arte (Museo del Prado, Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Nacional Reina Sofía).
La Posada del León de Oro está situada en el Madrid de los Austrias, en el centro del bohemio barrio de La Latina, último refugio de artistas, actores y poetas, y muy cerca de zonas comerciales. Se la conoce también por ser una de las zonas más concurridas durante los fines de semana, y un excelente lugar para el tapeo y copas, con varias tabernas y bares con terrazas para disfrutar la noche madrileña visitada tanto por turistas como por la gente de la ciudad.
Esta antigua Posada de finales del Siglo XIX, ha sido convertida en un hotel con encanto de diseño singular. Esto se hace visible en sus amplias habitaciones, todas ellas diferentes que cuentan con las últimas tendencias en decoración y tecnología como WiFi gratuito o calefacción por suelo radiante. Recuperada parte de la Muralla Cristiana del Siglo XII, que atraviesa el edificio de lado a lado formando parte, junto con la Corrala, de uno de los elementos más peculiares de la Posada.
Se le concedió el diploma de "Establecimiento Tradicional Madrileño" y el diploma de "Empresa Centenaria" otorgados en 1981 y 1987 respectivamente por parte de la Cámara de Comercio de Madrid.
Nuestro concepto de Restaurante reside en una renovada cocina tradicional y una gran diversificación de platos típicos del centro de la Península (Ibéricos de Salamanca, Carnes de Ávila, Platos de Castilla...) acompañados de un buen vino, que usted podrá elegir entre las más de 300 referencias, lo que nos convierte en una referencia enológica en la zona. Entre todos los vinos, tienen especial relevancia, los Vinos de Denominación de Origen de la Comunidad de Madrid ya que es la única capital del mundo que le da nombre a una Denominación de Origen de vino.